OUT DOOR TRAINNIG una oportunidad para aprender haciendo, reflexionando y tomando decisiones

Muchas veces cuando se trata de sacar aprendizajes, analizarnos y darnos cuenta de que tenemos que cambiar para fortalecer la forma en que lo estamos haciendo, identificar oportunidades de mejora, o reflexionar sobre lo que está pasando con nuestro equipo, es complicado, porque tenemos que hablar de personas que están entre nosotros, algunas más sensibles que otras, otras que tomarán las críticas a título personal y responderán a la defensiva. Somos personas diversas, diferentes y por ende complejas.

De hecho los juegos de participación, dinámicas de grupos, son de gran ayuda para conseguir lo expresado en el párrafo anterior. No obstante, es importante que cada actividad lúdica sea  seleccionada con precisión, para que más allá que la actividad sea divertida y retadora, lo que se busque sea un aprendizaje, donde de una manera natural aparezca la pregunta, “esto que estamos experimentando se parece mucho a lo que hacemos en la realidad” y si conseguimos que esa chispa aparezca en los participantes, tenemos el 80% de probabilidades que haya un cambio real en las personas y en el equipo.

Para ello, te explico cómo es que se aplica esta técnica:

  1. Ya te dije que la dinámica no solo tiene que ser bonita, vistosa y divertida; muchas veces hay que utilizar dinámica de Shock, retos y frustración; todo ello si el objetivo de aprendizaje lo amerita.
  2. La dinámica debe sacar mentalmente al grupo del problemas, situación o momento que están pasando, deben sentir que están jugando y esa es la palabra, jugando a hacer algo que deben resolver.
  3. No debemos olvidar que las dinámicas están hechas para que se interactúe, más allá de que se cumpla o no el resultado u objetivo, siempre analizando.

¿Cómo lo podrían haber hecho mejor?, es la mayoría de las dinámicas sobre todo las de Shock, el truco está en que no las resuelvan, pero donde si puedan analizar el ¿Por qué? No lo resolvieron, o ¿Qué deberían haber hecho para resolverlo?  Todo siempre pensando en la experiencia vivida.

  1. Seguidamente y acá la aproximación a la realidad, la pregunta del millón es ¿Y esta experiencia en que se parece a lo que vivimos en nuestro día a día?, ¿De qué nos estamos dando cuenta? Estas reflexiones nos aterrizan en la vida real y que algo tenemos que hacer si queremos cambiar.
  2. Focalizar los aprendizajes es la clave, y esto se logra a través de un MAPA DE APRENDIZAJE, “Yo le llamo 2 cosas”

Si este tablero lo llevamos como tarea, con indicadores, responsables y hacemos seguimiento, plasmado en cantidad, calidad, velocidad y costos esperado; estaremos impactando y fortaleciendo “conductas y resultados” de los miembros de un equipo.

Categorias

Artículos recientes

Stay ahead in a rapidly world. Subscribe to Prysm Insights,our monthly look at the critical issues facing global business.